Comience a escribir para ver los productos...
  • Menu Menu
  • Categorias Categorias

Carrito de compras

Cerrar
Menu
close
Comience a escribir para ver los productos...

Ideas para compartir Ideas para compartir

Ideas para compartir Ideas para compartir

Consejos para la parrilla: diferencia entre calor directo y calor indirecto Consejos para la parrilla: diferencia entre calor directo y calor indirecto

Los siguientes consejos profesionales para la parrilla te ayudarán a cocinar tu comida a la perfección: jugosa y carbonizada.

Ya sea que hayas trabajado una parrilla antes o no, el uso del electrodoméstico del patio trasero puede ser abrumador. ¿A qué altura se debe calentar la parrilla? ¿Además del carbón qué puedes usar para potenciar los sabores? ¿Cuál es la diferencia entre calor directo y calor indirecto? El corazón de los asados a la parrilla radica en las técnicas que se usen. Lo que distingue a los maestros parrilleros de los demás, es que los expertos saben cómo manejar su parrilla. A continuación te decimos algunos importantes consejos para la parrilla.

Consultamos con los mejores chefs, maestros de la parrilla, carniceros y otros cocineros profesionales para brindarte los mejores consejos para la parrilla que te ayudarán a convertirte en la estrella de las fiestas de verano.

El primer paso: precalentar la parrilla

Al igual que los hornos, las parrillas deben precalentarse para aprovecharse al máximo. Las parrillas de carbón tienden a producir un mejor sabor general una vez que las brasas han alcanzado la temperatura y el color óptimos. Poner los alimentos a la parrilla demasiado pronto producirá un olor a gas, así que es esencial asegurarse de que las brasas estén listas antes de cocinar.

Precalienta la parrilla con la tapa cerrada durante 10 a 15 minutos. Con todas las brasas en rojo o todos los quemadores de gas en alto, la temperatura debajo de la tapa debe alcanzar los 500 ° F. El calor afloja los trozos de comida que cuelgan de la rejilla, lo que facilita su cepillado.

Cuando se use carbón es necesario dejarlo arder hasta que esté cubierto con una fina capa de ceniza gris. Para comprobar que la parrilla está a la temperatura adecuada, sostén tu mano unos quince centímetros por encima de la rejilla. Después de tres segundos, el calor debería obligarte a apartar tu mano. Cuando estés usando una parrilla de gas, precalienta a 500 grados Fahrenheit. Esto toma de 10 a 15 minutos. En caso de cocinar a la parrilla indirectamente, precalienta a 350 ° F.

Precalentar la parrilla también ayuda a evitar que los alimentos se peguen y hace que la parrilla se caliente lo suficiente como para cocinar correctamente todos los alimentos. ¡No olvides precalentar tu parrilla para la próxima!

Chef a lado de parrilla


Mantén orden y limpieza

Remueve los trozos de comida pegados o adheridos a la parrilla de cocción cuando esté caliente. Usa un cepillo de acero inoxidable para limpiar. Es importante reemplazar el cepillo si encuentras cerdas sueltas en las rejillas de cocción o en el cepillo.

Importancia de usar tapa para la parrilla

Hay cuatro razones importantes por las que se prefiere usar una parrilla con tapa. La parrilla debe estar cerrada tanto como sea posible debido a que:

1. Mantiene las rejillas lo suficientemente calientes como para dorar la comida
2. Acelera el tiempo de cocción y evita que los alimentos se sequen
3. Atrapa el ahumado que se desarrolla cuando la grasa y los jugos se vaporizan en la parrilla
4. Previene los brotes al limitar el oxígeno

Temperaturas ideales para la parrilla

Con una parrilla de gas es fácil llevar un control de la parrilla, pues los diales de temperatura son un buen indicador de qué tan alto o bajo es el calor. Si tienes una parrilla de carbón, ¿Cómo saber realmente qué tan caliente es el calor medio-alto?

Existe un método para medir la temperatura de la parrilla usando solo la mano. Sostén con cuidado tu mano a 10 o 15 centímetros justo por encima de la parrilla de cocción y comienza a contar los segundos hasta que no puedas tolerar el calor (sentirás que te quemará la piel). Cuanto más tiempo puedas sostener tu mano sobre el fuego, menor será el calor. Esta técnica se puede utilizar para parrillas de gas y carbón. Las pautas a seguir son:

 ●  5 segundos = fuego lento
 ●  4 segundos = calor medio
 ●  3 segundos = calor medio-alto
 ●  2 segundos = calor alto
 ●  1 segundo = calor muy alto

    Al saber controlar el tiempo y la temperatura de la parrilla evitarás que la comida se cocine demasiado. ¡Usar un temporizador puede ser útil! Si cocinas a la parrilla en un clima más frío o en una mayor altitud, los tiempos de cocción serán más largos. Si el viento sopla fuerte, bajará la temperatura de una parrilla de gas o aumentará la temperatura de una parrilla de carbón.

    Diferencia entre calor directo y calor indirecto

    Ciertos alimentos se benefician si se cocinan lejos de la fuente de calor, utilizando calor indirecto. Cocinar a la parrilla con el calor indirecto permite cocinar con éxito a través de la mitad de la proteína antes de que se queme el exterior.

    ●   El calor directo (cuando el fuego está directamente debajo de la comida) es mejor para trozos de comida relativamente pequeños y tiernos que se cocinan en 20 minutos o menos.

    ●   El calor indirecto (cuando el fuego está a ambos lados de la comida) es mejor para cortes de carne más grandes y duros que requieren más de 20 minutos de cocción.

    ARTÍCULO RELACIONADO: Temperaturas de horneado, qué hacer y qué no hacer

    Cocinar en parrilla


    Cómo cocinar carne y verduras a la parrilla

    Una parrilla caliente producirá una temperatura alta, calentando y cocinando rápido los alimentos. Para cortes finos de carne y artículos más pequeños como brochetas, bistecs, chuletas, hamburguesas y salchichas, sube el fuego y cocina a ritmo rápido. Esto significa que debes vigilar de cerca la parrilla y, lo que es más importante, la comida.

    Un mito común de la parrilla es que no debe dar la vuelta a los alimentos con demasiada frecuencia. Voltea cuando sea necesario. Mueve los alimentos alrededor de la parrilla y aprovecha el espacio para evitar brotes. Sin embargo, calentar y cocer rápido no es la manera de asar todo. Es mejor cocinar pescado, pollo, verduras y frutas a la parrilla a temperaturas más bajas. Apunte a fuego medio estos alimentos. Para una parrilla de gas, esto significa reducir la temperatura y para el carbón, significa encender el fuego más pequeño. Aún debes vigilar estos alimentos de cerca, pero generalmente tardan más en cocinarse a una temperatura más baja.

    La caramelización es la clave

    Una de las principales razones de la popularidad de la comida a la parrilla es su sabor a chamuscado. Para desarrollar este sabor y obtener el máximo efecto, usa el nivel adecuado de calor y resiste a la tentación de darle la vuelta a la comida con frecuencia. La paciencia te permitirá caramelizar o dorar. Eso crea literalmente cientos de sabores y aromas.

    Aprende a identificar cuándo están listos los alimentos

    Cocinando en ParrillaSi bien existen pautas generales sobre el tiempo de asado, saber cuándo están listos los alimentos con frecuencia es un  desafío. Hay tres reglas básicas para asar a la parrilla con éxito:
     ●  Puede cocinar más tiempo, pero no puedes "descocinar" los alimentos.
     ●  Las carnes poco cocidas pueden matarte.
     ●  Confiar y verificar. La experiencia es la mejor herramienta que se tiene para verificar que la comida esté bien cocida, pero es necesario un termómetro para carnes para asegurarse de que lo hace bien.


    Como consejo final, te sugerimos dejar reposar la carne antes de asarla. Por ejemplo, si se va a usar la parrilla para asar un poco de carne para una fiesta, no la saques del refrigerador justo antes de que planees arrojarla al fuego. Deja reposar la carne fuera del refrigerador durante al menos 30 minutos antes de cocinarla. Esto es especialmente importante para cortes más grandes y gruesos. Si arrojas un bistec frío a la parrilla no se cocinará de manera uniforme y se secará mucho más fácilmente.

    ARTÍCULO RELACIONADO: 5 increíbles delantales para practicar tus habilidades culinarias con estilo

    Los siguientes consejos profesionales para la parrilla te ayudarán a cocinar tu comida a la perfección: jugosa y carbonizada.

    Ya sea que hayas trabajado una parrilla antes o no, el uso del electrodoméstico del patio trasero puede ser abrumador. ¿A qué altura se debe calentar la parrilla? ¿Además del carbón qué puedes usar para potenciar los sabores? ¿Cuál es la diferencia entre calor directo y calor indirecto? El corazón de los asados a la parrilla radica en las técnicas que se usen. Lo que distingue a los maestros parrilleros de los demás, es que los expertos saben cómo manejar su parrilla. A continuación te decimos algunos importantes consejos para la parrilla.

    Consultamos con los mejores chefs, maestros de la parrilla, carniceros y otros cocineros profesionales para brindarte los mejores consejos para la parrilla que te ayudarán a convertirte en la estrella de las fiestas de verano.

    El primer paso: precalentar la parrilla

    Al igual que los hornos, las parrillas deben precalentarse para aprovecharse al máximo. Las parrillas de carbón tienden a producir un mejor sabor general una vez que las brasas han alcanzado la temperatura y el color óptimos. Poner los alimentos a la parrilla demasiado pronto producirá un olor a gas, así que es esencial asegurarse de que las brasas estén listas antes de cocinar.

    Precalienta la parrilla con la tapa cerrada durante 10 a 15 minutos. Con todas las brasas en rojo o todos los quemadores de gas en alto, la temperatura debajo de la tapa debe alcanzar los 500 ° F. El calor afloja los trozos de comida que cuelgan de la rejilla, lo que facilita su cepillado.

    Cuando se use carbón es necesario dejarlo arder hasta que esté cubierto con una fina capa de ceniza gris. Para comprobar que la parrilla está a la temperatura adecuada, sostén tu mano unos quince centímetros por encima de la rejilla. Después de tres segundos, el calor debería obligarte a apartar tu mano. Cuando estés usando una parrilla de gas, precalienta a 500 grados Fahrenheit. Esto toma de 10 a 15 minutos. En caso de cocinar a la parrilla indirectamente, precalienta a 350 ° F.

    Precalentar la parrilla también ayuda a evitar que los alimentos se peguen y hace que la parrilla se caliente lo suficiente como para cocinar correctamente todos los alimentos. ¡No olvides precalentar tu parrilla para la próxima!

    Chef a lado de parrilla


    Mantén orden y limpieza

    Remueve los trozos de comida pegados o adheridos a la parrilla de cocción cuando esté caliente. Usa un cepillo de acero inoxidable para limpiar. Es importante reemplazar el cepillo si encuentras cerdas sueltas en las rejillas de cocción o en el cepillo.

    Importancia de usar tapa para la parrilla

    Hay cuatro razones importantes por las que se prefiere usar una parrilla con tapa. La parrilla debe estar cerrada tanto como sea posible debido a que:

    1. Mantiene las rejillas lo suficientemente calientes como para dorar la comida
    2. Acelera el tiempo de cocción y evita que los alimentos se sequen
    3. Atrapa el ahumado que se desarrolla cuando la grasa y los jugos se vaporizan en la parrilla
    4. Previene los brotes al limitar el oxígeno

    Temperaturas ideales para la parrilla

    Con una parrilla de gas es fácil llevar un control de la parrilla, pues los diales de temperatura son un buen indicador de qué tan alto o bajo es el calor. Si tienes una parrilla de carbón, ¿Cómo saber realmente qué tan caliente es el calor medio-alto?

    Existe un método para medir la temperatura de la parrilla usando solo la mano. Sostén con cuidado tu mano a 10 o 15 centímetros justo por encima de la parrilla de cocción y comienza a contar los segundos hasta que no puedas tolerar el calor (sentirás que te quemará la piel). Cuanto más tiempo puedas sostener tu mano sobre el fuego, menor será el calor. Esta técnica se puede utilizar para parrillas de gas y carbón. Las pautas a seguir son:

     ●  5 segundos = fuego lento
     ●  4 segundos = calor medio
     ●  3 segundos = calor medio-alto
     ●  2 segundos = calor alto
     ●  1 segundo = calor muy alto

      Al saber controlar el tiempo y la temperatura de la parrilla evitarás que la comida se cocine demasiado. ¡Usar un temporizador puede ser útil! Si cocinas a la parrilla en un clima más frío o en una mayor altitud, los tiempos de cocción serán más largos. Si el viento sopla fuerte, bajará la temperatura de una parrilla de gas o aumentará la temperatura de una parrilla de carbón.

      Diferencia entre calor directo y calor indirecto

      Ciertos alimentos se benefician si se cocinan lejos de la fuente de calor, utilizando calor indirecto. Cocinar a la parrilla con el calor indirecto permite cocinar con éxito a través de la mitad de la proteína antes de que se queme el exterior.

      ●   El calor directo (cuando el fuego está directamente debajo de la comida) es mejor para trozos de comida relativamente pequeños y tiernos que se cocinan en 20 minutos o menos.

      ●   El calor indirecto (cuando el fuego está a ambos lados de la comida) es mejor para cortes de carne más grandes y duros que requieren más de 20 minutos de cocción.

      ARTÍCULO RELACIONADO: Temperaturas de horneado, qué hacer y qué no hacer

      Cocinar en parrilla


      Cómo cocinar carne y verduras a la parrilla

      Una parrilla caliente producirá una temperatura alta, calentando y cocinando rápido los alimentos. Para cortes finos de carne y artículos más pequeños como brochetas, bistecs, chuletas, hamburguesas y salchichas, sube el fuego y cocina a ritmo rápido. Esto significa que debes vigilar de cerca la parrilla y, lo que es más importante, la comida.

      Un mito común de la parrilla es que no debe dar la vuelta a los alimentos con demasiada frecuencia. Voltea cuando sea necesario. Mueve los alimentos alrededor de la parrilla y aprovecha el espacio para evitar brotes. Sin embargo, calentar y cocer rápido no es la manera de asar todo. Es mejor cocinar pescado, pollo, verduras y frutas a la parrilla a temperaturas más bajas. Apunte a fuego medio estos alimentos. Para una parrilla de gas, esto significa reducir la temperatura y para el carbón, significa encender el fuego más pequeño. Aún debes vigilar estos alimentos de cerca, pero generalmente tardan más en cocinarse a una temperatura más baja.

      La caramelización es la clave

      Una de las principales razones de la popularidad de la comida a la parrilla es su sabor a chamuscado. Para desarrollar este sabor y obtener el máximo efecto, usa el nivel adecuado de calor y resiste a la tentación de darle la vuelta a la comida con frecuencia. La paciencia te permitirá caramelizar o dorar. Eso crea literalmente cientos de sabores y aromas.

      Aprende a identificar cuándo están listos los alimentos

      Cocinando en ParrillaSi bien existen pautas generales sobre el tiempo de asado, saber cuándo están listos los alimentos con frecuencia es un  desafío. Hay tres reglas básicas para asar a la parrilla con éxito:
       ●  Puede cocinar más tiempo, pero no puedes "descocinar" los alimentos.
       ●  Las carnes poco cocidas pueden matarte.
       ●  Confiar y verificar. La experiencia es la mejor herramienta que se tiene para verificar que la comida esté bien cocida, pero es necesario un termómetro para carnes para asegurarse de que lo hace bien.


      Como consejo final, te sugerimos dejar reposar la carne antes de asarla. Por ejemplo, si se va a usar la parrilla para asar un poco de carne para una fiesta, no la saques del refrigerador justo antes de que planees arrojarla al fuego. Deja reposar la carne fuera del refrigerador durante al menos 30 minutos antes de cocinarla. Esto es especialmente importante para cortes más grandes y gruesos. Si arrojas un bistec frío a la parrilla no se cocinará de manera uniforme y se secará mucho más fácilmente.

      ARTÍCULO RELACIONADO: 5 increíbles delantales para practicar tus habilidades culinarias con estilo

      FELIZ DÍA DEL PADRE
      H E D L E Y & B E N N E T T
      FELIZ DÍA DEL PADRE
      H E D L E Y & B E N N E T T


      Este día del padre consiente a papá con el regalo perfecto
      ¡APROVECHA!
      20% de descuento en nuestra colección Delantales


      Este día del padre consiente a papá con el regalo perfecto
      ¡APROVECHA!
      20% de descuento en nuestra colección Delantales

      Válido del 13 al 20 de Junio del 2021
      Válido del 13 al 20 de Junio del 2021

      #title#

      #price#
      ×